Buscar:
   
   




Educación y Prevención

Última actualización [30/08/2018]


Lee la investigación completa

Avances en la biología del alcoholismo

Pedro Moreno Gea

FUENTE: Psiquiatría.com/Adicciones/Alcohol

ESPAÑA

Interesantes aportaciones sobre la biología del alcoholismo las realizadas en el marco de la V Jornada de Alcohol y Alcoholismo que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra en Madrid en 2018.

En los últimos años, los avances principales en la biología del alcoholismo se centran en tres aspectos destacados: telómeros, microbiota y micro ARN (miARN).

Los telómeros son fragmentos de ADN que protegen al material genético de la posible degradación y se acortan progresivamente a lo largo de la vida, por lo que su longitud es considerada como un marcador de la edad biológica de los pacientes, relacionándose además con la aparición de tumores y otras enfermedades asociadas al envejecimiento.

Desde el Grupo de Alcohol y Alcoholismo de la SEMI han sido los primeros que hemos conseguido demostrar un acortamiento de los telómeros en pacientes con alcoholismo crónico, lo que podría contribuir también a un acortamiento de la vida y al posible desarrollo de neoplasias”.

Por su parte, los progresos también abordan la importancia de determinar si la microbiota intestinal (conjunto de bacterias que habita en el intestino) se encuentra afectada por el consumo de alcohol o si, por el contrario, es la causa de que un paciente sea más proclive a su consumo. “Se han realizado estudios en este sentido desde el Departamento de Psicobiología de la Universidad Complutense, llevados a cabo por el profesor López Moreno, comprobando que la preferencia y el consumo de alcohol sí está regulado por la microbiota intestinal”, recalca el doctor.

Por ejemplo, transferir microbiota intestinal de un animal dependiente de alcohol a otro animal que no lo es hace que este último beba significativamente más alcohol.

Por tanto, la manipulación de la microbiota intestinal, por ejemplo, a través de psicobióticos (prebióticos y probióticos), podría ser relevante para el tratamiento de los trastornos asociados al alcohol”, ha explicado el doctor Francisco Javier Laso Guzmán.

Por último, los miARN son pequeñas moléculas que regulan la expresión de determinados genes y están implicados en prácticamente todos los procesos fisiológicos y patológicos. “Recientemente, se ha demostrado (con una importante contribución de investigadores de nuestro grupo en la Universidad de Salamanca) una relación entre el consumo de alcohol y alteraciones en la expresión de diferentes miARN. Lo más destacable es el papel que juegan de los miARN en el desarrollo de la enfermedad hepática alcohólica, al promover importantes cambios inflamatorios en el hígado de pacientes alcohólicos crónicos”


 






Sobre el marbete o sello de Hacienda
Cómo lograr una autoridad positiva
Alcohol y Sexo




 


Más Publicaciones