Buscar:
   
   




Mitos y Realidades

Última actualización [23/11/2011]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Las bebidas energéticas Verdades detrás de su 'fama'

José Fernández

En los últimos años, las bebidas energizantes se han vuelto las favoritas de nuestros jóvenes, principalmente en las noches. El consumo y abuso de estas bebidas ha ido en aumento, en especial combinadas con bebidas alcohólicas, lo cual puede traer consecuencias.

 

Energía o estimulación

 

Muchos atletas también las utilizan para 'rehidratarse' durante y después del ejercicio. En la década de los 80 en Europa aparecieron las primeras bebidas energizantes, creadas para incrementar la resistencia física, proveer reacciones más veloces, mayor concentración, estar mucho más alerta, estimular el metabolismo, y hasta evitar el sueño y rendir más tiempo en el gimnasio.

 

Sin embargo, estas bebidas no intentan compensar la pérdida de líquidos y minerales durante el ejercicio, pues el término de "energía" utilizado se refiere a cierto efecto farmacológico de algunas sustancias activas y no a la producción de calorías de los nutrientes, y esto crea demasiada confusión.

 

¿Qué tienen dentro estas bebidas?

 

Carbohidratos: La mayoría de estas bebidas contienen cerca de 20 a 30 gramos de carbohidratos, incluso algunas hasta 70. Teniendo en cuenta su alto contenido de carbohidratos no se recomienda ingerirlas antes o durante el ejercicio, debido a que retardan la absorción intestinal.

Carnitina: Es un componente que actúa en el metabolismo de las grasas. Es necesario para la oxidación de las grasas a nivel de la mitocondria de las células. Normalmente las personas sanas producen suficiente carnitina para mantener las funciones del organismo.

D-Ribosa: Es un azúcar simple, eje del material genético y el punto de partida para producción de adenosina trifosfato (ATP).

Taurina: Es un aminoácido considerado típicamente 'no esencial'. Funciona como un trasmisor metabólico, desintoxicante y acelera la contractilidad cardiaca. Se ha demostrado que los niveles bajos de la taurina se asocian con enfermedades como cardiomiopatía, degeneración retinal y retraso de crecimiento.

Inositol: El cuerpo lo puede producir desde la glucosa, por ello no es esencial.

Cafeína: Es la sustancia psicoactiva más ingerida. Es uno de los componentes no nutritivos común dentro de las bebidas y dietas de los deportistas, y ahora se encuentra en las bebidas energizantes.

 

FUENTE:      Univisión

http://archivo.univision.com/content/content.jhtml?cid=1710946

 






"Existen bebidas de moderación"
Mitos del vino
10 mitos sobre las bebidas energizantes



 


Más Publicaciones