Buscar:
   
   




Mitos y Realidades

Última actualización [18/07/2011]


Lee la investigación completa

Aprende a beber con moderación


ESTADOS UNIDOS.

No voy a discutir el hecho de que el alcohol se ha convertido en el catalizador de la vida social de muchas personas y mucho menos pienso debatir sobre los posibles beneficios del alcohol en el organismo. Pero hay una verdad universal de la cual estoy seguro todos están conmigo: el exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

 

A diferencia de lo que muchas personas creen, la solución con el alcohol no está en abstenerse de beberlo, sino en aprender a beberlo con moderación. El alcohol es una sustancias, potencialmente adictiva, socialmente aceptada y tomada por cientos de millones de personas alrededor del mundo y aunque sean muchos los que nieguen su alcoholismo, aceptando solamente ser bebedores moderados en situaciones sociales, lo cierto es que la línea que separa al bebedor moderado y al alcohólico es muy delgada.

 

¿Tomas demasiado alcohol?

 

Seguramente seas parte de las miles de personas que dicen ser solamente bebedores sociales, pero ¿qué tan seguro estás de ello?. Responde de forma honesta las siguientes preguntas y, entre más respuestas afirmativas tengas, mayor es la probabilidad que tienes de desarrollar un problema de alcoholismo o de que ya lo tengas.

 

Si estás en una fiesta o reunión social y tu copa está vacía, ¿vas siempre a buscarte una nueva?

 

Después de haber bebido, ¿sufres de lagunas mentales?

¿No te sientes bien cuando estás todo el día sin beber alcohol?

¿Tomas alcohol para relajarte o para descansar al final del día?

¿Te han dicho varias veces que ya has bebido suficiente?

¿Tomas alcohol con frecuencia cuando estás solo, en cualquier bar o en casa?

¿Has tenido que faltar al trabajo o al estudio por haber bebido demasiado alcohol?

 

Aprende a beber con moderación.

 

Sin duda alguna la clave para no caer en el alcoholismo ni en el abstenerse totalmente, es aprender a beber con moderación. Cuando una persona bebe de forma moderada, el alcohol no se convierte en algo nocivo para la salud. Debemos tener presente que los riesgos que se corren con la ingesta de alcohol aumentan proporcionalmente a la cantidad de alcohol que se tome. La clave para no caer en el alcoholismo es controlar el consumo semanal de alcohol y mantenerlo inferior a 21 unidades en el caso de los hombres y a 14 unidades en el caso de las mujeres.

 

Las unidades de alcohol es un sistema de medida que se ha establecido para controlar el consumo de éste, siendo una unidad de alcohol equivalente a 8 g de alcohol. Si quieres aprender a beber con moderación ten en cuenta los siguientes consejos:

 

  • Aprende a decir no: algo clave para ser un bebedor moderado es aprender a declinar la invitación de tus amigos a tomar una copa más. En casos como estos es mejor elegir tus propias bebidas siguiendo tu criterio y gusto.

 

  • Si vas a tomar mezcla el alcohol con alguna bebida tónica: cuando vayas a beber alcohol, pide éste acompañado de una bebida como agua con gas o una bebida de soda. De esta forma se reducirá la concentración del alcohol presente en las bebidas.

 

  • Bebe más despacio: recuerda reposar la botella o la copa entre un trago y otro. Aunque no lo creas de esta forma reducirás enormemente la cantidad de alcohol que ingieres normalmente.

 

  • Lleva un registro de las unidades consumidas: hacer esto te permitirá llevar un control del alcohol que ingieres, de esta forma podrás llevar un mejor control de las 21 unidades semanales.

 

  • Reserva dos días a la semana para no tomar alcohol: es importante que durante estos dos días evites aquellos lugares donde usualmente tomas alcohol así como salir con las personas con quien usualmente bebes.

 

  • Ingiere bebidas sin alcohol o con bajo contenido de éste: una excelente forma de reducir el consumo de alcohol es pedir bebidas que tengan una baja concentración de éste o en el mejor de los casos, que el contenido de alcohol sea nulo. Hoy en día existen numerosas marcas en el mercado que tienen un sabor casi idéntico a su equivalente alcohólico, por lo que el cambio no será demasiado brusco.

 

Recuerda pedir ayuda

 

Puede darse el caso de que quieras reducir el consumo de alcohol pero te sientas incapaz de hacerlo, de ser así eres sin duda alguna un alcohólico. La mayoría de alcohólicos no admiten su problema, por lo que en caso de sospecha es recomendable acudir a un médico o ponerse en contacto con Alcohólicos Anónimos.

 

FUENTE:      Cuerpo Armonioso

http://www.cuerpoarmonioso.com/2011/04/salud-aprende-beber-con-moderacion.html

 






Mitos sobre el alcohol y la conducción
Mitos y realidades de la ciudad de México
Mitos y realidades sobre el alcohol



 


Más Publicaciones