Buscar:
   
   




Mitos y Realidades

Última actualización [07/12/2011]


Lee la investigación completa

Mitos sobre el alcohol


¿El alcohol facilita las relacione sexuales?, ¿El alcohol te da energía?, ¿Si comes cuando bebes te emborrachas menos?... Seguro que hemos escuchado varias cosas sobre el hecho de beber alcohol, pero veamos qué mitos son falsos o qué otros son reales.

 

1. MITO: Beber cerveza o vino es menos problemático que beber alcoholes.

Mentira. Alcohol es alcohol: las bebidas mencionadas destilados contienen cantidades variables de alcohol.

 

2. MITO: La mezcla de diferentes tragos hace que uno se embriague más rápido.

Mentira. Lo único que importa es la cantidad y velocidad con que se ingiere el alcohol.

 

3. MITO: El alcohol no "engorda".

Mentira. El alcohol sí puede engordar a los bebedores que se alimentan regularmente. El alcohol proporciona más calorías que los azúcares y las féculas, aunque menos que las grasas. Las bebidas alcohólicas pueden contribuir al sobrepeso cuando sustituyen a una alimentación equilibrada; el... Ver más

Mentira. El alcohol sí puede engordar a los bebedores que se alimentan regularmente. El alcohol proporciona más calorías que los azúcares y las féculas, aunque menos que las grasas. Las bebidas alcohólicas pueden contribuir al sobrepeso cuando sustituyen a una alimentación equilibrada; el peligro que se enfrenta es la malnutrición.

 

4. MITO: Todo el alcohol ingerido se elimina a través de la orina y el sudor.

Mentira. Sólo un porcentaje muy pequeño (10%) se elimina de esta manera, el resto es metabolizado por el hígado y convertido en azúcar.

 

5. MITO: El alcohol te hace más "sexy"

Verdad. Cuanto más se bebe, menos se piensa. El alcohol te relaja y te puede hacer más interesado en el sexo, pero interfiere con la capacidad sexual del organismo y no se piensa en las consecuencias. Los embarazos, el SIDA, las violaciones, los accidentes de tráfico, ... no son nada "sexys".

 

6. MITO: El alcohol facilita las relaciones sexuales.

Verdad. Sólo en muy pequeñas cantidades puede ayudar a alguien tímido; pero en general, por ser un depresor del SNC (Sistema Nervioso Central), el consumo en exceso de alcohol inhibe la respuesta sexual.

 

7. MITO: El alcohol ayuda a olvidar los problemas.

Mentira. Ciertamente, no! El alcohol hace que alguien con muchas dificultades tenga cada vez más dificultades...

 

8. MITO: El alcohol daña por igual a los hombres y a las mujeres.

Mentira. La mujer tiene, en general, menor peso que el hombre y, en consecuencia, el tamaño proporcional de sus órganos es más pequeño. Por lo tanto puede generar más rápidamente deterioro de sus funciones con menores cantidades de alcohol y llegar al alcoholismo más aceleradamente que el hombre. También los efectos del alcohol son diferentes para los niños y jóvenes, provocando más daño que a los adultos, pues están en proceso de crecimiento y desarrollo y sus órganos (cerebro, hígado, páncreas) son muy vulnerables al efecto del alcohol.

 

9. MITO: Un baño con agua fría y una taza de café te ayuda a ponerte sobrio.

Mentira. Nunca pasa. Nada te puede poner sobrio más que el tiempo. Con el agua obtenemos un borracho limpio y tomando el café solamente eres un borracho bien despierto.

 

10. MITO: Hombres y mujeres del mismo peso y estatura pueden beber alcohol en cantidades iguales.

Mentira. La distribución superficial de grasa en el organismo y la baja presencia de la enzima llamada alcohol hidrogenasa hace que, en general, las mujeres puedan beber menos alcohol que los hombres.

 

11. MITO: El alcohol facilita el diálogo.

Verdad. Algunas personas muy tímidas pueden sentirse relajadas con algo de alcohol. Sin embargo, en la medida en que aumenta la cantidad de alcohol ingerido, las posibilidades de comunicación disminuyen.

 

12. MITO: El alcohol con azúcar emborracha más.

Mentira. El azúcar no altera el metabolismo del alcohol.

 

13. MITO: Las personas que "aguantan mucho" corren menos riesgo de llegar al alcoholismo.

Mentira. Cuando decimos que a fulano "no se le sube" aunque tome mucho, se puede caer en este mito, pues se interpreta que "siendo más resistente" no lo dominará el alcohol. Pero esto no es verdad. Por el contrario, puede ser que la persona a quien nos referimos esté desarrollando ya la etapa del alcoholismo que se caracteriza por el fenómeno de la tolerancia.

 

14. MITO: Entre más años se lleve bebiendo, más se demora la persona en embriagarse.

Mentira. Debido al fenómeno de tolerancia esto es cierto en la primera fase del proceso de alcoholización; pero en la segunda fase ocurre lo contrario.

 

15. MITO: Los alcoholes de mala calidad son más embriagantes que los de buena calidad.

Mentira. Pero usted sí puede tener muchos problemas colaterales relacionados por consumir licor adulterado adquirido en sitios de dudosa procedencia. El mayor de ellos podría ser la muerte, ceguera total o parcial y la resaca siempre será mayúscula.

 

16. MITO: Si comes cuando bebes te emborrachas menos.

Verdad y Mentira. Lo único cierto es que el que come con alcohol tarda más tiempo en apreciar sus efectos que el que se lo toma sin haber ingerido ningún alimento, que apreciaría sus consecuencias de forma casi inmediata.

 

17. MITO: El alcohol te da energía

Mentira. No, todo lo contrario. Es un depresor. Reduce la capacidad para pensar, hablar, moverse y todas las demás actividades que te gusta hacer.

 

18. MITO: El alcohol alimenta.

Mentira. El alcohol proporciona calorías al cuerpo pero no es nutritivo ni sustituye a los alimentos necesarios para el crecimiento y la conservación de la salud.

 

19. MITO: Masticar chicle te hace inmune al alcoholímetro.

Mentira. Al producir saliva se ralentiza el proceso que permite que el alcohol pase a los pulmones, pero en una cantidad tan mínima que no altera en nada la medición del alcoholímetro.

 

FUENTE:      20minutos.es

http://listas.20minutos.es/lista

 






5 Realidades que debes tener en cuenta antes de tomar alcohol
Mitos sobre el alcohol
Mitos sobre las bebidas alcohólicas



 


Más Publicaciones